Alojamiento gratuito en el exterior: ¿está al alcance de la mano?

Hay algunos a los que les encanta el sonido de gratis. Y luego hay algunos que dudan de cualquier cosa gratis. En el mundo de los mejores negocios no hay intermedios. Cuando se trata de hosting, las gangas son mayores y mejores. Más cerca de casa, el campo del hosting también juega según la regla y no la excepción.

Alojamiento gratuito: demasiado bueno y verdadero

El alojamiento gratuito es un sueño hecho realidad. Considere el ámbito de los objetivos de mercado de los usuarios, los servicios de soporte, la optimización, la velocidad, etc. y eso también sin costo. Tantos servicios deberían hacer que su negocio sea muy sencillo en el mercado extranjero. Qué mas podrías pedir?

Curiosamente, este servicio paradisíaco no se extiende al hosting offshore. La ola de alojamiento gratuito en alta mar no ha tocado las costas como debería esperarse.

Alojamiento offshore: una pista fuera de lo común

El alojamiento offshore implica una variedad de factores beneficiosos para los proveedores, como:

• Servicios profesionalizados o incluso premium para la aplicación o el sitio web

• Leyes de protección de la privacidad

• seguridad

• Velocidad

• Sistema de apoyo

Se podría señalar que los diferentes tipos de hosting offshore requieren diferentes medidas. Sin embargo, si se trata de alojamiento VPS offshore, alojamiento compartido offshore, alojamiento de servidor dedicado offshore; el resultado final es una alta relación calidad-precio. Pregúntese siempre: cuáles son los beneficios que obtengo. La respuesta debería llevarlo a la relación calidad-precio.

Voltear el lado libre - Desventajas

En un mercado libre, donde el cliente es el rey y la computadora es un nombre rand, nada podría salir mal, ¿verdad? ¡Piensa otra vez! "Gratis" podría conllevar una plétora de riesgos, como no tener soporte de servicio al cliente, problemas de propiedad y almacenamiento, el proveedor baja las persianas en cualquier momento, servicios no personalizados, poco confiables o poco profesionales, entre otros inconvenientes. No es un trato real para el cliente. Tales casos dejan muy pocas opciones en manos del cliente. Por lo tanto, es mejor ser prudente con un centavo que ser tonto.

Conclusión: tome una decisión informada

En pocas palabras, se puede decir que no es como si no hubiera ninguna opción de alojamiento en el extranjero disponible que también pueda suavizar cualquier pliegue. Pero es mejor prevenir que curar. Es recomendable considerar los pros y los contras y no caer en una trampa cubierta de azúcar. El viejo adagio "mira antes de saltar" también es cierto en este caso. Por lo tanto, es preferible tener una transacción clara y transparente, ya sea gratuita o pagada.

Deja una respuesta

Subir